English Español
VIDA Wild heart

Como sobrevivir cuando a tu mamá le da cancer

How to cope when your mom has breast cancer

Si me siguen en insta seguro han viato que he eatado en Malibu hace mas de una semana – pero no es cierto. Estoy en México acompañado a mi Mamá en otra operación reconstructiva.

No posteo sobre ello en redes por varias razones: mi madre ha tenido Cancer de Mama tres veces. Las tres veces he estado viviendo en un pais diferente a ella.

Y no le hemos dicho a mi abuela por su alta presión.

Se que mi abue no lee el blog – pero es mi fan en redes sociales y no quisiera alarmarla de repente. Además mi mamá me ha pedido que durnate todo esto tratemos todos de mantener la vida lo mas normal como nos sea posible.

La primera vez que me confesó que tenia cancer fue por teléfono. Hablamos casi los dias y un martes cualquiera me soltó la bomba, como si fuera cosa cualquiera:

“¿…y què crees? El otro dia iba camino a una comida y estaban describiendo los síntomas del cancer de màma en el radio; y de casualidad estaban dando consultas gratis ahi junto a mi oficina así que decidí pasar… ya me dieron los resultados. Resulta que tengo un tumor bastante avanzado y me van a operar la próxima semana. ¿Como vez?

OSEA… ¿QUÉ? ¿CÓMO? … a ver. Esperame tantito… no entiendo.

Negación. Mi madre aparentaba mantener la calma absoluta aunque fuera un manojo de nervios.

“No tienes que venir a la Operación si tienes mucho trabajo. No quiero hacer una tormenta en un vaso de agua, estoy segura que voy a salir bien…ah pero por cierto, no le dije a mami (mi abuelita), no ha estado bien y no quiero que se preocupe.”

Aún en shock me subí al siguiente avión a México. Cuando llegué mi papá estaba destrozado. Mi hermano con el corazón en la garganta. Mi madre se mantuvo digna y tranquila en todo momento con la excepción de un par de ataques de nervios.

Esa primera operación fue un éxito. Los doctores nos dijeron que la “había visto muy cerca”. Demasiado cerca – y aún no estaba libre de cancer. Empezó tratamientos de quimioterapia inmediatamente. La radiación más fuerte. Esto llevó a enfermedades en el riñon, sordera pasajera, migrañas, vomito. Se le cayó el cabello. Se sentía muy sensible. Subió mucho de peso.

Aún así siguió trabajando los primeros 5 meses. Aún cuando tenía que irse en uber por que no podía manejar. Mi admiración por ella subió hasta los cielos. Nunca entendí si era una cuestión de fortaleza o de necedad combinada con incredulidad.

Los doctores la dieron de alta justo antes de mi boda. Celebramos las dos cosas.

Poco tiempo después le encontraron un segundo tumor. Vinieron varias operaciones y muchas radiaciones. La comida le dejó de saber y ya no podía tolerar la luz del día. Vivía en las sombras durante días después de cada tratamiento. Su terapia la forzó a retirarse.

A mi papá le dio un ataque al corazón antes de una de las operaciones de mi mamá. Le dio por estrés y por tener el corazón roto.

Los domingos hacian un esfuerzo inhumano. Mamá usaba peluca y se iba a desayunar con mis tías y mi abuela. Se sentaba tan lejos de ella como le fuera posible para no levantar sospechas y encontraba excusas para retirarse pronto cuando se sentía mal.

Yo moría de culpa. Estando tan lejos, ¿qué podia hacer? Volaba lo más seguido que podía para estar con la familia. Mi hermano se regresó a vivir a a casa de mis papás. Mi papá envejeció más que nunca.

No les miento. Odiaba volver. Sentía que era una realidad alterna – una en la que todo estaba mal. Una realidad que me costaba un mundo enfrentar.Por que nadie te dice como sobrevivir cuando a tu mamá le da cancer. A diferencia de mi madre yo me sentía emocionalmente débil. Más que nunca. Me metía a su cuarto obscuro a meditar con ella y darle jugos verdes. Hice la certificación de yoga en esa época para poder sobrevivir. Para poder distraerme y tener la esperanza de poder ayudarla de alguna manera.

Matthew, mi esposo, siempre fue lo máximo. Mi apoyo incondicional. Yo no se como mi mamá sobrevivió esto sin decirle a su mamá. Yo jamás podría.

Durante este tiempo cuestioné todo. Reinvente mi vida, le di propósito.  Aprendí a ser mucho más agradecida. A cuidar mejor de mi salud. Y durante todo el tiempo, sufí de miedo de perderla.

Hoy, les escribo esto desde la sala de espera. Ella está en el quirófano, en una operación reconstructiva. Dice que esto “cierra su ciclo”. Esperamos que no le vuelva a dar. Mi abuela cree que estamos de vacaciones y yo he evitado sus llamadas para no tener que mentirle.

Tenemos 5 horas esperando y déjenme decirles, que la espera es lo más difícil.

 

How we survived: Dealing with your Moms BC

 

 

 

 

 

How to cope when your mom has breast cancer

1.Sistema de Apoyo Emocional

Aunque fuimos muy reservados y no le contamos a todos en la familia, esto nos acercó más que nada.  Estuvimos presentes en todo momento y ella lo sabía. Sabía que nos podía contar todo sin ser juzgada o que nos diera lástima. Ahora  me doy cuenta que eso es muy importante.

2. Promueve una actitud positiva

La actitud del paciente afecta los resultados. Sentir lástima por ellos mismos es fatal. Cuando entras a un consultorio de un oncólogo de inmediato puedes ver quién esta luchando y quién esta rendido. Es una locura. No es fácil.

Mamá encontró que considerar esta enfermedad una “invasora” le ayudo mucho.  Ella NO ESTABA enferma. Ella NO TENIA cancer. Esto era simplemente un huespede no invitado en su cuerpo y ella estaba haciendo lo posible por sacarlo.

3. Ten una rutina y busca, dentro de todo, algo de normalidad

No los trates como inválidos o se comienzan a sentir como si lo fueran. Consientela sin ser condescendiente y entiende que probablemente esta frustrada de no poder ser ella misma. Toca hacer un esfuerzo por mantener la vida lo más normal posible. Las pequeñas metas alcanzadas valen mucho – pero hay que estar muy al tanto de sus limitaciones. Tampoco se trata de forzarlos.

4.Dales espacio

A veces nuestra compañía no es grata. . . no es que no nos quieran ahí , en que su cuerpo no lo tolera. Solo necesitan un poco de silencio y obscuridad. Dale su espacio y déjale saber que estas a unos metros si te necesita.

5. La cura es peo que la enfermedad

No te puedo comenzar a explicar lo fuerte y agresiva que es la quimioterapia. Es una ruleta Rusa. A veces les pega durísimo y a veces no sienten nada. Te rompe el alma verlos así. Tienes que estar preparada. Ponte en sus zapatos. Trata de entender sus desiciones. Y recuerda que estas terapias son un estado que pasa.

5.Se paciente. 

La verdad es que ella se va a frustrar. le va a doler todo. Va a estar de malas y más. Lo último que necesita es argumentos negativos. Recuerda que la Quimioterapia afecta el proceso del cerebro y afecta sus emociones. No tomes las cosas personalmente. Hay que tener paciencia y recuerda que esto se trata de ella y no de ti.

6.Encuentra un Escape

El Cancer es una enfermedad que llega a toda la familia y la tenemos que sobrepasar. Para que tu mamá se mejore y no se preocupe tu tienes que estar bien y mantenerte en un buen estado anímico. Encuentra tiempo para ti, para escapar un poco. Toma turnos con otros miembros de la familia para estar con ella y encuentra tu propia red de apoyo.

 

Y más que nada, mantente fuerte. No estas sola.

Deja un comentario. Cuentame lo que estas pasando o qué te ayudo.

You Might Also Like